El Efecto Rebote

EFECTO REBOTE

Compartir en redes sociales

El efecto rebote es una de las mayores preocupaciones de las personas cuando inician un plan para pérdida de peso. Hay que ser conscientes de que todas las dietas pueden causar un efecto rebote y en este artículo quiero explicarles por qué sucede y cómo evitarlo.

El efecto rebote se produce luego de haber bajado mucho peso por un plan de alimentación para pérdida de peso, luego de una estadía hospitalaria prolongada o, inclusive, después de una gastroenteritis. Lo que ocurre es que recuperas todo el peso perdido o mucho más, hasta el doble.

Si nos enfocamos en la pérdida de peso por un plan de alimentación, ya sea restrictivo en ciertos grupos de alimentos, controlado con porciones, o severo (dieta líquida, détox, keto, etc.), siempre ocurrirá ese efecto rebote si no adaptas ese plan a un estilo de vida saludable y duradero.

Con esta breve explicación del efecto rebote, quiero que comprendas la razón de por qué siempre he insistido en que la dieta perfecta no existe.

No intentes enfocar tu pérdida de peso en un evento, viaje, o en el hermoso traje de baño que quieres lucir el próximo verano. Empieza por pequeños cambios sostenibles y duraderos y, sobre todo, escucha tu cuerpo, él te dirá lo que necesita y lo que no.

He tenido pacientes que al iniciar un programa de pérdida de peso o cuando tienen que seguir cierto estilo de alimentación por alguna condición en específico, llegan a probar algún alimento que comían con anterioridad y terminan en diarreas, gastritis o se dan cuenta de que su gusto por ese alimento ha cambiado.

Es algo curioso que he visto con frecuencia en pacientes con alto consumo de bebidas azucaradas, específicamente con bebidas carbonatadas. Dejan de consumir sodas porque no está indicado en el plan de alimentación y cuando vuelven a consumirlas no toleran lo dulces que son.

Otros, en cambio, luego de restricciones y lograr su “peso meta”, regresan a sus hábitos anteriores y ganan todo el peso perdido y más. Es esto precisamente lo que queremos evitar.

Consejos para evitar el efecto rebote

Evita hacer dietas muy restrictivas sin supervisión

¡NO INVENTES!, busca ayuda de un profesional idóneo en tu país. No quites alimentos de tu dieta sin una razón válida, eso te puede causar una repercusión a largo plazo y un efecto rebote.

Adapta tu alimentación actual al cambio que quieres lograr.

Si normalmente comes 3 comidas principales (desayuno, almuerzo y cena) y 2 meriendas, no intentes hacer ayuno intermitente, lo vas a abandonar en los primeros días o te ocasionará acidez estomacal. De la misma forma, si tienes un alto consumo de carbohidratos saludables en el día, no intentes cambiar a keto, es muy diferente a tu forma de comer, también lo abandonarás rápidamente y experimentarás un efecto rebote.

Define un buen objetivo

No bases tu pérdida de peso en un vestido que te quieres poner para una fiesta o en un vestido de baño para un paseo a la playa. Busca perder peso o disminuir tu porcentaje de grasa para tener una mejor salud, para sentirte bien con tu cuerpo o hasta para tener una vejez activa y saludable.

No te prives de lo que más te gusta

Privarte de los alimentos que más te gustan para perder peso es una de las principales razones de abandono de los planes de alimentación. Mejor aprende a comer ese alimento que tanto te gusta de forma comedida, sin excesos y mejorando su preparación para que sea más saludable.

Empieza a hacer ejercicio

Si bien es cierto que el ejercicio, por si solo, no te ayudará a perder peso, éste ayuda mucho al momento de aumentar el gasto energético y que te sientas bien a lo largo del día. También, las personas que hacen ejercicio tienen un mejor apego a los planes de alimentación, si son consientes de que en conjunto con la alimentación verán resultados extraordinarios.

Toma mucha agua

La sensación de sed y apetito se generan en el mismo lugar del cerebro, por lo que a veces podemos confundir ambas sensaciones. Si mantienes un consumo de agua de entre 2-3 litros por día, no debes tener estas confusiones.

Incluye alimentos altos en nutrientes y fibra diariamente

Las frutas, vegetales y alimentos integrales son muy ricos en micronutrientes y fibra, esos alimentos te ayudarán a que tu cuerpo esté recibiendo los nutrientes que necesita. Cuando tu cuerpo tiene necesidades nutricionales, éstas se manifiestan en forma de antojos.

No te estreses si no bajas de peso rápido

Cada persona tiene una tendencia de disminución de peso particular. Algunos logran disminuir más rápido que otros llevando una alimentación saludable. Si no bajas a la velocidad que quieres bajar, habla con tu nutricionista, que debe guiarte y explicarte lo que esta sucediendo. No abandones tu plan de alimentación por esto, tendrás un efecto rebote.

No le tengas miedo a los alimentos

Que un día comas algo “que no debes” no es el fin del mundo ni te aumentarás de peso por eso. Debes pasar la página y retomar tu plan de alimentación tan pronto te sea posible.

Espero que te sea útil este artículo para que logres tus objetivos. No esperes una ocasión especial para decidir perder peso, más bien empieza un cambio de hábito que te sea duradero y que puedas mantener a largo plazo. Deja de ser esclavo de la báscula y de las dietas.

Si necesitas ayuda para iniciar el logro de tus objetivos y evitar el efecto rebote busca en mis planes el que te sea más conveniente y empecemos con este cambio en tu estilo de vida hoy mismo.

Espero que te haya gustado este artículo, y si te gustó ¡compártelo!

Lupita Meana

Más artículos

Recetas

Buffalo Wings Caseras

Hoy quiero compartirles la receta de Buffalo Wings Caseras, es una receta totalmente Meana. Teníamos ganas de comer unas wings…

POLLO A LA MONGOL
Recetas

Pollo al Mongol

Nuestro país tiene una larga tradición de comida oriental, por lo que muchos pacientes me piden incluir comida china/oriental en sus planes de alimentación y

© 2020 Lic. Maria Meana. Todos los derechos reservados